Dejah Thoris – Heroínas de los Mundos (Parte I)

Hoy celebramos el Día de la Mujer trabajadora. Lo primero de todo, antes de cualquier otra cosa, es felicitar a todas las mujeres trabajadoras de este mundo nuestro, sobre todo y de manera muy personal a la mujer que amo, la cual es una trabajadora incansable, una profesional minuciosa y una jefa ecuánime. No solo este día, todos los días me demuestra que es la mejor cualificada para un puesto en el que muestra al mundo que no importa el género a la hora de trabajar. Y ya después, sí quiero dedicarme hoy, a comenzar uno de los temas que más llegan a fascinar de los Mundos. Pues creo que hay tantas heroínas como héroes, semejantes y diferentes y que hay mucho que hablar, razonar y pensar, analizar y comprender de unos y de otras. Va aquí el primero de los artículos sobre este tema, con el primero de los ejemplos. Dejah Thoris.


Si nos fijamos en la propia definición de heroicidad, es muy simple, la heroicidad no es más que la realización de hazañas, siendo el héroe un personaje famoso por sus hazañas y sus virtudes. Desde luego que, la clave de esta definición y su relación con las heroínas no es la de las hazañas, si no las virtudes. Pues si bien es cierto que la equiparación entre géneros a la hora de las hazañas es bastante igualitaria, en las virtudes no ha ocurrido lo mismo. No creo que sea momento de ponerse a declamar la lista completa de virtudes, habilidades y actitudes que debían o deben tener hombres y mujeres a lo largo de los largos siglos de historia de la humanidad, ni de declarar quién imponía o impone semejantes modelos ideales de feminidad o de masculinidad. No es lugar, ni momento. Lo que sí es cierto es que siempre éstas han sido muy diferentes entre géneros. Las virtudes ideales que debía poseer una mujer no correspondían a la del hombre, es más, en muchas ocasiones eran radicalmente diferentes. Esto se plasma en los héroes y heroínas de ficciones y fantasías, pues, seamos sinceros, todos ellos no son más que reflejos de los ideales de cada época. Así, nos encontramos muchas heroínas que realizan los mismo actos heroicos, pero pocas heroínas que sean semejantes en virtudes a sus equivalentes masculinos, y la razón no es más que, sencillamente, porque las virtudes deseables en una mujer no son las mismas que las de un hombre. Salvo en unas pocas excepciones, de las cuales, la principal es Dejah Thoris.


Hay tres características inherentes a casi todos los héroes que son muy difíciles de hallar en una heroína (sé que hay más, muchas más, pero para lo que me importa con tres es suficiente). Una exagerada fijación, capacidad y resolución hacia la violencia, un desprendimiento absoluto hacia la seguridad propia y una capacidad excepcional de expresar, contemplar y usar su propia sexualidad de las más variadas formas. Son cualidades masculinas por completo, excluidas de la esencia femenina. Muchos hombres sueñan con ser como ellos y muchas mujeres admiran a los más variados héroes por éstas mismas. Sin embargo es muy difícil encontrar a una mujer que admire estas mismas cualidades en otra mujer, mucho menos que las desee para si misma. Si nos vamos al ejemplo anterior, el que llena este artículo, tenemos a una Dejah Thoris que tiene estas mismas características.


Dejah Thoris es una mujer extremadamente violenta. Es una princesa guerrera, señora de un reino, el cual defiende físicamente con sus armas en la mano, enfrentándose en el cuerpo a cuerpo a sus enemigos, luchando de forma extremadamente violenta, incluso sangrienta. Dejah Thoris es aventurera, arriesgada y voraz, es capaz de embarcarse en osadas y temerarias pruebas, gustando de vivir al límite, probando su resistencia al dolor, capacidad de supervivencia y habilidades en situaciones que podrían llevarla fácilmente a la muerte. Dejah Thoris es una mujer inmensamente atractiva, lo sabe, y usa ese atractivo conscientemente para seducir. Muestra su cuerpo casi desnudo y en muchas ocasiones completamente desnudo sin aparente pudor, sabiendo que es parte de sí misma, sin complejos o vergüenza. Son estas características las que convierten a la heroína de los relatos marcianos de Edgar Rice Burroughs en un personaje único y especial, referente de heroína clásica, cumpliendo los cánones y características de los homónimos masculinos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s